Post niña [porque sí, soy niña]

29.1.09

Habíame aburrido de mi jeta de pocos amigos, mi cabello de color aburrido, mi corte tan común y mis rizos voluntariosos, ergo, decidí cambiar aprovechando el "inicio de año" y demás mamarrachadas típicas del mes de enero.

El domingo en la mañana, desperté con unas inmensas ganas de arrancarme el cabello, después, más civilizadamente, me entraron unas ansias irremediables por raparme y al final, terminé en una estética [atascada de niños moquientos, papás gritones y señoras entubadas] para que alguna jovenzuela osase tasajear mi asimétrica cabellera.

Estaba conforme con la idea de que mi cabello quedase corto [porque ya estaba hasta la madre de estar peinándome] pero no contaba con que me había hecho un fleco y al final iba a quedar así:

Perdonarán la calidá de la imagen,
pero YouTube se negó a proporcionarme
un video más nítido para ilustrar este post.
Gracias por su comprensión... y si no comprenden
me vale.

Y sí, quedé así como Britney en su video de Womanizer, pero Región 4: ¡La cagué horriblemente! No tuve más opción que consolarme con unos tacos de suadero y pensar en que algún día mi cabello crecerá y no volveré a cometer semejante error, pero justamente estaba procesando la información, cuando una brillante idea brotó desde lo más recóndito de mi cerebro.

No conforme con haber quedado planchada [hablando de que ahora mi cabello tiende a ser lacio] y sentirme como Barbie de mercado [esas que tienen rebabas de plástico que parecen ser su alma] decidí teñir de azul las puntas de mi corta guedeja, pero al final de cuentas, soy fémina y observadora con tendencias a ser "radical" [ya sé, aún no se me cae por completo, esa costra mencionada aquí] y una amiga de Acatlán trae media cabeza pintada de azul y eso de repetir patrones no es correcto, no es de señoritas.

Después de tanto andarle dando vueltas a la paleta de colores primarios, decidí que fuera rosa así que llegué de nuevo a la estética [ahora sin niños moquientos ni papás gritones, pero viejitas entubadas y de melenas en tonos violaceos] para teñir mi cabello y ¡tooooooma! me sugirieron que lo colorease de morado porque el rosa se desteñía muy rápido y que mi tono de piel y que mis ojos y que mis tenis y que mi chamarra y que mejor volviera a nacer y la verga del muerto.

Total dije: "Pus chingue a su madre, que sea violeta-púrpura-morado ¡pero píntelo!" y así comenzó todo. Me senté frente al espejo de dimensiones descomunales a esperar que el show empezase. El encargado de dirigir mi transformación inició la mezcla de los químicos con que embadurnaría mi cabeza y yo impávida, observaba con ganas de salir corriendo, pero me aguanté.

Cuando tuve la cabeza envuelta en papel aluminio cual orden de gringas pa' llevar, me disponía a terminar de leer Taras Bulba cuando de repente sentí un golpe en mi regazo: era un montón de revistas Eres, In Fashion, Tú, De 15 a 20 y TV y Novelas. El artífice de mi cabello había creido conveniente que en lo que esperaba a que el peróxido surtiera efecto, yo leyese un montón de patrañas rosas y rozagantes. Le respondí que traía mi libro y que no se preocupase, pero nomás escuchó "LIBRO" y dijo: "¡Ay, no seas ñoña, lee una revista. Son más educativas y traen posiciones sexuales para que apantalles a tu novio!"

Sentí que el alma abandonaba mi cuerpo, porque:

a) ¿Cómo osa decirme ñoña cuando apenas llevamos 20 minutos de conocernos?
b)
Que yo sepa, Muy Interesante no es educativa, ergo, Eres, In Fashion, Tú, De 15 a 20 y TV y Novelas sólo provocan calambres cerebrales.
c) A menos que sea Playboy, Maxim o alguna de ese tipo, las demás ¿qué pinches posiciones sexuales tienen? ¿Maribel Guardia en alguna pose sexy es considerada para el Kamasutra?
d)
¿Apantallar? ¿Acaso no es tan noventera como "¡qué padre!"?
e) No tengo novio y no me lo tiene que restregar [inserte un lamento aquí].

Después de quedar 5 minutos en shock, desperté y me puse a leer mi LIBRO, hasta que regresó El Apantallador para pedirme que metiera mi cabeza en el secador [esos que parecen cascos de astronauta de la URSS] y ahí voy. Sentía que mi cerebro se evaporaba por el calor que despedía ese armatoste hasta que finalmente regresó a salvarme y llevarme a que lavasen mis greñas.

Finalmente veía que mi martirio estaba por terminar, pero ¡toooooooooma! El Apantallador se empeñó en peinar su creación y cuando menos me di cuenta, ya estaba envuelta en una nube de confusión y cepillos metálicos quema-orejas redondos tamaño payaso, secadoras, planchas y spray apestoso para quedar nuevamente como Britney Región 4 con puntas moradas que sólo se notan cuando estoy en el sol y como a mi me encabrona el calor solar, pues nunca se verá mi transformación.

No me quedó más que guardar mi libro, dar las gracias y dirigirme a la caja a pagar por una transformación que bien pude haber hecho en mi casa sin tener que gastar en peróxido y mano de obra inculta y ávida por deborar una TV y Novelas. Yo quería las puntas de un color chispeante y ahora sólo apesto a tinte y químicos, me quedé sin dinero para el resto de la semana y no se aprecia mi radicalidad ¡Malaya!

7 Comentos Coquetos:

Mar! dijo...

jajajajaajajajaja
yo quiero ver tus puntas chispeantes!!!

Yair dijo...

¿Y la foto?

claud!a dijo...

si si yo quiero veeeeer!

Neta dijo...

Hahahaha
sin foto no hay comment decente!!!

Así como lo leíste!

Pop!

Manu dijo...

hola guapetona, ya estoy por aqui otra vez... que pases buen fin de semana!!!

besicos!!

Quique dijo...

Para eso Dios invento las motosierras, para matar empleados idiotas.

Joint dijo...

Puedes ser mas positiva y pensar que te cobraron por leer tu libro, o puedes ser mas conformista y pensar que te cobraron por tratar de lavarte el cerebro con revistas de vecindad

http://joint-johnson.blogspot.com/